Translate

miércoles, 22 de mayo de 2013

Diario de una Pixel artista despechada.




Sé que a ninguno de mis ex-"jefes" les gusta que hable mal de las empresas en las que estuve trabajando.  Y aunque alguien me tache de ser poco profesional -cosa que me da risa oír/leer- por decir lo que pienso, no me voy a callar. 

Ya ocurrió en una ocasión, hace muchos años. Un chico me preguntó sobre mi experiencia trabajando para empresas pequeñas. Yo le dije exactamente parte de mi experiencia en X empresas, también a mi modo radical porque estaba muy quemada con todo ese asunto. Poco después apareció mi antiguo “jefe” diciendo que no le pareció bien lo que dije, y que era poco profesional.  Y sintiéndolo mucho por él, que es quizá el que dentro de una empresa me trató con un poco más de respeto que los demás, seguiré diciendo lo que pienso. 

Lo siento J.; si me pagabas una miseria en negro, es que me pagabas una miseria en negro. 


Deberían darse cuenta, que poco profesional, es lo que ellos hacen en la propia empresa para que la gente termine hablando mal de ellos. 

Cuando a mí se me trata bien, yo reacciono bien. Cuando se me trata mal, yo reacciono mal.
A eso se le llama empatía.  

EM-PA-TÍ-A.

Eso es una lección de barrio sésamo que muchos deberían aprender. 

 He trabajado en 5 empresas en total. Llevo 2 años sin trabajar para empresas. Ahora, durante estos 2 años, he trabajado para particulares (de manera muy puntual, hasta hace poco). Eso suma un total de 8 años trabajando como pixel artista y diseñadora gráfica.

Decir que los particulares me pagan mejor, y me envían documentos de diseño en condiciones. Cosa que casi ninguna empresa ha hecho, y si lo ha hecho, no estaba en condiciones; excepto un pinball de Playboy. Es el primer y único documento de diseño que me mandaron en condiciones.

Un pinball… hejke no ze komo bah un pimval.


Mi experiencia en empresas: 

1.       Pagos en negro.

2.       Trabajaba mucho y cobraba poquísimo. Entre 100 euros hasta 400 euros por todos los gráficos de un juego.

3.       A veces ni me pagaban.

4.       Faltas de respeto como lo de decir “al menos haces lo que te gusta, confórmate”. Frase que he repetido hasta la saciedad de la rabia que me da. Se toman tu trabajo como si fuera tu hobby. Y no, no hago lo que me gusta, hago lo que te gusta a ti y que no le va a gustar a nadie más que a ti, engendro.
Decir que al principio se aprovechan mucho de la ilusión y la incredulidad que se tiene al principio de trabajar en algo que crees que te va a gustar. Luego al chocarte de frente con la realidad, te das cuenta de que todo es muy distinto a lo que creías.

5.       Hacerme trabajar con gráficos sacados descaradamente de otros juegos.
Esto tengo que contarlo xD

Una vez estuve trabajando para una particular, y una empresa más a la vez. Dicha particular me animó a buscar otro trabajo, ya que ella sabía administrar bien su tiempo para dedicarlo en varias cosas a la vez. Me enchufo en otra empresa (aparte de la otra) en la cual ella trabajó anteriormente. Gracias a esa mala jugada bienintencionada, se me pasó la fecha de entrega de la particular, por la cual me disculpé y le conté que iba de culo con lo que me pedían las empresas. Ella estaba enfadada, y con razón :(
No supe manejar bien la situación, y yo todavía era una medio-novata en el oficio. No sabía administrar bien mi tiempo, y pese a que ahora lo hago un poco más, todavía lo administro mal. Yo recuerdo que estaba desesperada y con un exceso de estrés increíble. 
 

La empresa que ella me recomendó, que creo que ha quebrado me pidieron darme de alta como autónoma después de hablar y firmar un contrato. 

En el contrato había reflejado el acuerdo que tuvimos vía teléfono de pagar el 50% del proyecto por adelantado, y hasta ahí, cumplieron.

Yo hice cálculos, fui a hacienda, me di de alta como autónoma, y empecé a trabajar. 
Me dieron un proyecto tipo puzzle, que planteado de otra manera, hubiese estado hasta bien.   
Un documento de diseño mal hecho, sin aclaraciones. No entendía ni el modo de juego. Me lo tuvieron que explicar por teléfono, y pensé: “No… no puede ser tan triste :S”.
No importa, era un trabajo. Empecé a hacer los gráficos, y a mitad del trabajo, me encargaron hacer la portada de un juego para aprender inglés.
Les pedí referencias, y me pasaron un sprite del juego… Era el puto sprite de Guybrush Threepwood, que ni se molestaron en cambiar el puto sprite y disimularlo un poco.

Yo no quería ser partícipe de esta profanación e insulto hacia el Monkey Island original… Con el amor que le proceso yo a ese juego. Y aunque fuera otro, me negaba a plagiar gráficos de otros. Les dije que no pensaba hacer ninguna ilustración con el sprite de Monkey Island. Que le modificaran aunque sea los colores, porque me negaba.  
Al final eso, yo modifiqué los colores de ese sprite, sabiendo que seguía siendo Guybrush. Pensé... "a la mierda, esto será una anécdota en un futuro". 



Me dijeron que cuánto les quería cobrar por la ilustración. Yo, como estaba ya dada de alta como autónoma, les dije 250 euros para que me saliera a cuenta. Eso no es tanto para un ilustrador, y eso os lo puede decir cualquiera.
Me dijeron que no, que era demasiado. Me ofrecieron 80 euros, y me dijeron que tenían muchísimas prisas. Yo, como una gilipollas, acepté hacer la ilustración a regañadientes.
Así que me pasé el dibujo anatómicamente por la flor, y el punto de luz también. E hice la ilustración lo más rápido que pude y sin currármela tanto, para que haga justicia a la mierda que me pagaban.
Ahí el resultado. Me pagaron, todo bien.



Me dispuse a seguir con el primer trabajo que me dieron, y de pronto me piden 2 ilustraciones más para el mismo juego de antes. Sí, ese, el del primo hermano de Guybrush. 
Una para la pantalla de Game Over, y la otra de cuando superas todos los niveles. Vale, Me pagaban incluso menos, 150 euros por las dos, creo recordar (no me acuerdo bien). Hago las ilustraciones, las terminé rápido, pasándome por la flor lo mismo que la otra ilustración…



¿Y qué paso?

No me pagaban y me daban largas. E incluso me apretaban para que siguiera con el trabajo que ya tenía. Hice todos los gráficos del juego tal y como me pidieron, solo faltaban los fondos. Les mandé los gráficos, y como el puto programador que tenían era un vago de mierda, me dijeron que tenía que darles las coordenadas de los sprites, que ellos mismos me hicieron desmontar por partes porque al programador le iba mejor. Desmontar los sprites por partes, es una faena, vale. Y lo hice sin rechistar. ¿Pero que encima le de las coordenadas? Yo ni sabía cómo cojones se sacaban, eso tenía que hacerlo el puto programador. Yo, por si las moscas, hablé con amigos míos programadores pidiéndoles opinión, y me decían justo lo que sospechaba: Eso es trabajo del programador. Así que le dije eso a mi “jefe”, y al final cedieron y dejaron de insistir con ese tema. Insistí una vez más, de entre varias, que me pagaran las últimas ilustraciones. Se hacían los tontos “Ah… ¿No te las hemos pagado ya? Luego lo miro”

Vale, yo ahí (y espero que lo lean, de veras) empecé a hacerme la sueca también. Aproveché eso de que sabía que el tiempo que yo tarde en hacer cosas les podría pasar factura, porque estaban pagando a otro personal y tal. Pues hice lo que ellos hacían. Dejé de hablar con mi jefe por Msn de cuajo. Pasé de hablar con él.

En aquel entonces tenía problemas con mi email, o eso creía yo. En realidad creo que me seguían dando largas, y cuando les interesaba, me pedían los fondos del juego de puzzle. Y yo, haciéndome la retrasada mental, igual que ellos, les mandé las ilustraciones desde un archivo ilegible.

Y de paso, les pregunté qué pasa con mi pago de las ilustraciones. Vuelven a desaparecer, y aparecen al cabo de un tiempo, diciendo que les estoy haciendo perder dinero y que los archivos que les mandé no se pueden leer.

Insistí (haciéndome la tonta, diciendo que no sabía lo que pasaba) en que me pagaran las ilustraciones. Y ya no supe más de ellos. Hice bien, pasa que el hacerme la tonta era una manera cordial de no enviarlos a la puta mierda y aceptar que no iba a cobrar nada de lo que me tocaba.

Una vez ya estaba claro que iba a ser así, liberé los recursos que hice para esa empresa, y los subí con licencia libre para que no pudieran usarlos como ellos querían.

Ya que usarlos supondría dejar su proyecto abierto para que otras personas puedan hacer con él lo que quieran, bajo la misma licencia. Y esta fue la bonita anécdota que tuve con esta mierda de empresa.  Hoy en día ya ni me hago la tonta, tengo mucho carácter y ya me da igual ponerme borde de verdad.

6.       Otra cosa que hacían, es decirte que quieren algo, pero sin saber lo que quieren. Tenías que repetir un diseño mil veces porque a los señoritos no les daba la gana de enviarte referencias. Y eso que yo se las pedía insistentemente. Es imposible trabajar con este tipo de gente.

7.       Te hacían coger material gratuito el cual iban a registrar con copyright, para montar con prisas lo que los jefes o el lead artist te pedían. Tenías que callar y comer como una cerda.

8.       Hacerte trabajar más horas de las estimadas. Algo demasiado típico en muchos oficios.

9.       Endosarte más trabajo del acordado en un principio. Si no, no te pagan.

10.   La peor putada de todas me la hizo KITMAKER. Que por lo que veo en su web, se han apuntado a la moda de copiar juegos famosos. Las víctimas, esta vez, han sido GTA y Mario Kart (no quiero ver si hay más, sinceramente).

Mira que no he nombrado las otras empresas, pero esta lo merece. Yo ya había perdido todo mi material de modelismo y de trabajo en general, más algún encargo que me hizo un amigo de Madrid. Perdí mi ordenador, tableta gráfica, ropa. Quedó todo en Francia tras dejar el país por X razones personales en aquel entonces. Así que sentí la putada que me hizo esta empresa de manera más profunda.

 Lo que hicieron:
Vi una oferta de trabajo de la susodicha hace 2 años casi 3, y me dispuse a enviar mi CV con un portfolio con algunos de mis trabajos. Me dieron un documento con unos ejercicios. Una especie de prueba de acceso antes de empezar a trabajar. Cogieron la prueba de acceso que solía enviar Gameloft hace años, solo que cambiaron el logo del documento por el de su empresa y poca cosa más. Yo les comenté… "Disculpad, esta prueba de acceso es la que te hacen en gameloft". Lo sé porque me la enviaron hace años, pero no la hice porque entre en otra empresa. En fin.

Pues nada, que yo y algunos grafistas de la península, estuvimos a punto de irnos a Mallorca para trabajar dentro de la empresa. Intentamos arreglar el tema del piso, en mi caso, se movilizó una compañera del trabajo que iba a compartir el piso conmigo, por lo cual, la fianza salió de su bolsillo. En definitiva, yo y el otro grafista pudimos depender de dos compañeros que ya trabajaban allí y que vivían en Mallorca. Bien, mi compañera encontró uno, me iba mostrando y tal. Yo estuve todo el mes trabajando para ellos desde casa. Haciendo el famoso pinball a pixel de Playboy, entre otras cosas.
Justo 4 días antes de irme a Mallorca, con toda la ilusión porque además iba a poder estar con mis amigos de Mallorca: Maldo y Sergio.
Me llama por teléfono mi lead artist, que iba mandado por los jefes (que nunca dieron la cara) para informarme de mi despido improcedente. Me quedé helada. Eso fue justo antes de mudarme a la isla donde estaba ubicada la empresa. La fianza del piso que encontró mi compañera de trabajo, se perdió gracias a esta jugada tan bonita. Y parece que despidieron a todos los que fueron contratados desde la península. Muy bien… Lo mejor, es que tardaron días en pagarnos lo que nos debían y yo tenía muchos gastos por los cuales me quedé sin nada, y al no tener trabajo no pude pagar mi parte. Además, la explicación que nos dieron fue “por cambios de política de empresa”. Y no tardaron en ofrecerme un trabajo en negro, cobrando una mierda. Desde ahí, aguanté el chaparrón como pude.

De 1500 euros mensuales que ofrecían, pasó a 150 dólares en negro por proyecto en caso de que no fuera autónoma. Sí.
Estuve ahorrando un tiempo, con rabia acumulada por dentro. Hasta que un buen día, hablando con Happip (Victor Blanco) le comenté sobre la putada que me hicieron.

Me dijo que a un amigo suyo también le habían hecho eso unos de Mallorca, y ahí caí que en la empresa me dijeron que iba a tener un compañero grafista trabajando conmigo. Era él, amigo de Happip. El mundo es un pañuelo. Me envió algo que ese chico escribió tras ser despedido por Kitmaker, diciendo que al que iba a ser su compañero de piso (también de trabajo) le habían dicho que el despido fue porque pedíamos más dinero del que nos pagaban.
Esa mentira que contaron a los que pidieron explicaciones dentro de la empresa, fue la gota que colmó el vaso, y les mandé un email a los jefes, muy cabreada, diciéndoles lo que pienso de ellos.
No fui agradable.

El email se resume en esto.

No quise trabajar para ellos nunca más, lo dejé muy claro. Y como el intermediario de siempre, no tenía la culpa, lo único que le pude decir es que tengo las cosas claras y que no quiero trabajar para ellos. 

Es que me parece muy mal que encima de la putada que nos hicieron, digan que lo hicieron por nuestra propia culpa a nuestras espaldas. Se pasaron mil pueblos, y sentí como mi dignidad me la querían hacer pedazos. 
Vamos, preferí quedarme sin trabajo, que no trabajar para unos hijos de puta que se aprovechan de mi esfuerzo y me limitan haciendo mierdas a cambio de muy poco.
Trabajos como la ilustración de la derecha, quedaron a medias y no pienso terminarlo. No sabéis que harta terminé haciendo cosas de playboy.

Al cabo de un tiempo, en 2 o 3 ocasiones más después de los últimos acontecimientos, me querían hacer una mejor oferta de trabajo. No la aceptaré ni quise escucharla.

Luego, otro día, el mismo mandado, me dijo que tenía una oferta que yo no podría rechazar, y la rechacé igual.

Ya me daba igual el dinero, y el no tener trabajo. Ya era por dignidad.Yo ya me supe espabilar luego para buscarme la vida.

Y así fue cómo empecé a trabajar para particulares. Me trataba con mucho respeto y buen rollo. Me mandó un documento de diseño entendible, y pude hacerle las cosas sin problemas. Y así ha ido ocurriendo últimamente, que colaborando para indies y particulares, me ha ido la cosa mucho mejor de lo que me iba antes en cuanto a comodidad y en disfrutar al hacer pixel art. Siento que hay mutuo respeto y confianza con ellos.

Y esa es mi MUY resumida experiencia trabajando para empresas. Y bueno, no he comentado todos los casos uno a uno, pero sí los más curiosos o fastidiosos que he tenido. aunque hay alguno más, pero no tengo ganas de contarlo.

También he compartido opiniones con compañeros de oficio, y me han contado cosas que tela. De la propia EA, que le robó los recursos a Happip sin pagarle ni nada. Y muchos más casos que he comentado con gente. Anécdotas de EA, tengo unas 3, de 3 personas distintas. Con eso lo digo todo.

No todas las empresas son así de asquerosas, o eso quiero pensar. Pero yo pienso que muchas no tienen escrúpulos y les importa bien poco dejar la moral y la ética de lado para poder sacar beneficio propio.


En la próxima entrada quiero hablar de Gameloft, que es una especie de segunda parte de este tema. Porque he sido un poco injusta con esta empresa cuando no me parece una mala empresa así a rasgos generales en cuanto a la calidad de sus productos se refiere.

Internamente, no tengo ni idea, más allá de lo que me han podido contar un par de personas que han trabajado allí. La duda está en el aire.


Bueno, concluyo el tema diciendo que si habéis tenido experiencias similares trabajando para una empresa, en cualqier sector, sentiros libres de compartirlas aquí conmigo y con quienes nos lean.

Un saludo a todos.

3 comentarios:

Dani dijo...

Gran aporte a la cruzada anti-enchaquetados! Que no te tiemble la mano, a ellos no les tiembla a la hora de jugar con tu dinero, tiempo y dignidad. Que les den por culo.

Si es que esto es simple, una empresa puede contratarme a mí como programador por 1000 euros al mes, o contratar a un programador a distancia en Argentina por 200 euros al mes ¿qué es lo que hace la empresa?

Y así están las cosas en ciertos sectores.

En el tema del grafismo, ya te lo dije una vez, pero lo mejor es pasarse por los foros de los game engines más utilizados (Unity, GameMaker, etc.) y mostrar tu portfolio. Por norma general, los particulares, con proyectos propios, te van a tratar con muchísimo más respeto, valorando tu trabajo y sabiendo de lo que hablan.

Busca en Google "2D game engines 2013" y encontrarás cosas. Es curioso, pero el GameMaker es uno de los más importantes.

Saludos!

gadesx dijo...

hacia tiempo que no me pasaba por aqui se ve que has estado "entretenida" xd

Pancho Gámez dijo...

solo por curiosidad, que es lo que pides para trabajar en un diseño, y cuales son tus honararios.

Estoy diseñando un juego de mesa y me interesa la tematica Pixel art.

Se ha producido un error en este gadget.